Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos, A. C.

Depositaria del acervo del periodista Fernando Benítez

  • +52 (81) 9627 0840 al 42

Author Archives: admin

  • -
IMG_0815

Estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León visitan la FIVS.

Categoría : Sin categoría

La Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos recibió un grupo de 21 jóvenes. En su sede que se encuentra en San Pedro Garza García.

Los estudiantes son alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Conforme el plan de su agenda en visitar diferentes bibliotecas y archivos de la localidad el grupo de estudiantes solicitó conocer la biblioteca y archivo del periodista Fernando Benítez.

Este miércoles en punto de las 16:00 hrs. llegaron en un camión de su universidad y otros en sus propios autos.

Se les presentó los objetivos de la FIVS y la filosofía de su presidente honorario el Lic. Vázquez que ha establecido vínculos estratégicos para realizar proyectos educativos que vinculan a la FIVS con prestigiadas universidades públicas y privadas y otras instituciones educativas.

Conocieron la sede de la Fundación, la biblioteca y el archivo del periodista y antropólogo social Fernando Benítez, la colección Vázquez Guzmán y los proyectos que desarrolla la fundación.

De lo que más les llamo la atención fue la correspondencia:

Integrada por 763 cartas y 64 telegramas.

Cubre un periodo de más de sesenta años que va de julio de 1936 a enero de 1999.

Destacan sus intercambios con otros escritores y con artistas. Entre los primeros figuran autores mexicanos y extranjeros de la importancia de Luis Cardoza y Aragón, Julio Cortázar, Ángel Rama, Octavio Paz, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska y, en particular, Carlos Fuentes.

Correspondencia

Entre los artistas plásticos sobresalen José Luis Cuevas, Vicente Rojo y Juan Soriano.

Editores y traductores del escritor con quien mantuvo relación.

El paso de Benítez por la dirección del diario El Nacional, por el Instituto Nacional Indigenista, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Embajada de México en la República Dominicana da lugar a expedientes especiales.

Para finalizar los jóvenes se tomaron una foto grupal.


  • -
Fernando Benitez y el premio cervantes 50

Fernando Benítez y el ‘Premio Cervantes’: historias entrelazadas

Categoría : Sin categoría

En el 400 aniversario de la muerte de las dos figuras más altas de la literatura y el Día Internacional del libro, 23 de abril.

El Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes es el máximo reconocimiento a la labor de escritores españoles e hispanoamericanos, con el que su obra es considerada como parte muy notable del patrimonio literario en lengua española. Seis mexicanos han sido galardonados con el Premio Cervantes: Octavio Paz Lozano (1981), Carlos Fuentes Macías (1987), Sergio Pitol Demeneghi (2005), José Emilio Pacheco Berny (2009), Elena Poniatowska Amor (2013) y, recientemente, Fernando del Paso Morante (2015). Se trata de una distinción que los escritores comparten al momento de recibirlo, pues se reconocen idénticos y se saben próximos a millones de personas a través del idioma.

No hay literatura sin lectores, ni lectura sin recreación. La literatura hace propio lo que parece ajeno o desconocido, y convierte en íntimo lo que asemeja algo externo y superficial. La literatura hace surgir el ideal de uno mismo y del mundo por ser una de las vías predilectas de la imaginación y la fantasía. Un sueño común de cualquier lector sería conversar con sus escritores predilectos. Yo imagino una conversación entre Paz, Fuentes, Pitol, Pacheco, Poniatowska y del Paso, los seis Premio Cervantes mexicanos. ¿Cuáles serían los temas que tratarían? ¿Qué opinión merecería de cada uno la realidad actual de México y del mundo? ¿Qué consideraciones tendrían al respecto del idioma español y la literatura española? ¿Qué porvenir señalarían para el libro convencional?

Algo sucede cuando recorro los pasillos de la biblioteca y el archivo personal de Fernando Benítez Gutiérrez (1910-2000) que la Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos (FIVS) custodia desde 2010. Por supuesto, tomo conciencia de que Benítez fue capaz de integrar a los seis escritores mexicanos que han sido premiados con el Cervantes gracias a sus proyectos culturales. Identifico libros en primeras ediciones, dedicados por sus autores a Benítez, algunos en ediciones conmemorativas o especiales, que reflejan el agradecimiento y reconocimiento personal de Octavio Paz, Carlos Fuentes, Sergio Pitol, José Emilio Pacheco, Elena Poniatowska y Fernando del Paso. A ellos, y a muchos escritores más, Benítez los impulsó en sus carreras literarias incipientes, los respaldó en momentos de crisis con valor, coraje y compasión intelectual. La misión que cumplió cabalmente Benítez con el mundo del periodismo y el ámbito editorial demuestra su pasión por el patrimonio cultural de México. La literatura que legó Benítez a nuestro país es tan universal como las letras de los Cervantes mexicanos. A través de este archivo personal y la biblioteca de trabajo que resguarda la FIVS es posible recrear las historias entrelazadas de Benítez y centenares de escritores nacionales y extranjeros.

Benítez emprendió un viaje a través del periodismo que se prolongó desde sus 24 años hasta casi sus últimos días: en Excélsior con “Revista de Revistas” (1934-1936), en El Nacional con “Revista Nacional de Cultura” (1947-1949), en Novedades con “México en la Cultura” (1949-1962), en Siempre! con “La Cultura en México” (1962-1970), en Unomásuno con “Sábado” (1977-1984) y en La Jornada con “La Jornada semanal” (1984-1995). A lo largo de todos estos diarios y suplementos, hay testimonios de aquellos escritores jóvenes que acudieron a don Fernando Benítez y que hoy forman parte del panorama literario en lengua castellana. Benítez poseía un sentido especial para identificar a las promesas literarias y nunca desconfió de esta percepción. El mundo editorial mexicano también fue campo fértil para los proyectos de Benítez, pues el Fondo de Cultura Económica y la Editorial Siglo XXI con don Arnaldo Orfila Reynal promovieron a varios jóvenes en sus primeras obras. Más adelante, hizo lo mismo con la Editorial Era, cuyos fundadores -los hermanos Espresate, Vicente Rojo y José Azorín- mantuvieron el ideal de difundir a nuevos valores del castellano. El compromiso cultural prosigue. Ahora por nosotros para hacer de nuestros escritores el referente y orientación de nuestra vida cultural. La FIVS se suma a este compromiso cultural a través de sus actividades y su proyecto de difusión del legado de Fernando Benítez, promotor de los valores literarios mexicanos, ahora universales.

Jorge Octavio Vázquez González
Presidente honorario de la Fundación
Dr. Ildefonso Vázquez Santos, A.C.


  • -
Visita campeones 2016 01

Visita Campeones del Conocimiento, 2016

Categoría : Sin categoría

Visita Campeones del Conocimiento, 2016


  • -
Eraclio Zepeda feb 2015

Lamenta FIVS partida del viajero de las letras

Categoría : Sin categoría

La Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos  lamenta profundamente el fallecimiento del Maestro Eraclio Zepeda Ramos, amigo de esta institución quien recibiera el galardón “Corazón de Niño 2014”, máximo reconocimiento que otorga la FIVS,

El Maestro Zepeda Ramos falleció el pasado 17 de septiembre en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, capital del Estado de Chiapas, su ciudad natal.

El célebre escritor chiapaneco fue un infatigable viajero que transitó por los diversos caminos del arte literario en sus diversas manifestaciones y  fue también un incansable militante y promotor de organizaciones a favor de la justicia social.

Como funcionario, a finales de 1994, fue nombrado Secretario General del Gobierno del Estado de Chiapas, justo a los once meses del levantamiento armado del Ejercito Zapatista convirtiéndose en un importante factor de diálogo entre los actores de dicho conflicto.

Incursionó en diversos géneros literarios como cuento, poesía, novela y teatro. Por esta amplia obra literaria recibió múltiples reconocimientos entre los que destacan EL Premio Xavier Villaurrutia.

En el 2014, el Senado de la República le otorgó la Medalla Belisario Domínguez, la máxima condecoración que otorga a los ciudadanos más eminentes.

En febrero de2015, recibió “Corazón de Niño” reconocimiento que otorga la FIVS a personas destacadas en el ámbito de las artes y la ciencia. En la ceremonia de entrega lo acompaño su Esposa Elva. Esta fue la última vez que visitó tierras nuevoleonesas.

Eraclio Zepeda 01

El Mtro. Eraclio Zepeda (izquierda) con el Mtro. Israel Cavazos (derecha) durante la ceremonia de entrega del reconocimiento “Corazón de Niño 2014” que entrega la FIVS a destacados personajes del arte y la cultura. San Pedro Garza García, N. L. Febrero de 2015.

Eraclio Zepeda 02

El Mtro. Eraclio Zepeda (derecha) con el Dr. Jesús Áncer (izquierda) rector de la UANL.

Eraclio Zepeda 03

El Mtro. Eraclio Zepeda (centro) con su esposa Elva Macías y el Dr. Jesús Áncer, rector de la UANL.

 


  • -
DSC_0187

Otorgan Galardón Corazón de Niño

Categoría : Sin categoría

La Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos otorgó el pasado viernes 13 de febrero, el reconocimiento Corazón de Niño al Maestro Eraclio Zepeda por su contribución a las letras mexicanas y al Maestro Israel Cavazos por su aporte a la investigación histórica.

Jorge Vázquez González, presidente honorario de la FIVS, destacó la labor de los galardonados en sus entornos correspondientes  en el marco de la Segunda Entrega del Reconocimiento.
Más de 150 personalidades del ámbito cultural, empresarial, académico y del servicio público de Chiapas y Nuevo León asistieron a la ceremonia que se realizó en la Casa Sede de la Fundación ubicada en el Municipio de San Pedro Garza García.

La Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos nace en febrero de 2011 para contribuir a la conservación, valoración y promoción del patrimonio bibliográfico, documental, artístico y cultural de México.

El proyecto al que obedece la Fundación ha sido motivado por el ejemplo de los legados formados a lo largo de toda una vida y una trayectoria creativa y profesional por destacados mexicanos en los diversos campos de la cultura. De ahí que su labor esté orientada especialmente a reconocer el trabajo y el esfuerzo que hay tras esos legados individuales y a hacer que se conozcan.

Como parte de sus actividades, la FIVS entrega cada año su máximo reconocimiento a connotados mexicanos que destacan por su labor en las letras, las bellas artes, las ciencias o la academia.

Este reconocimiento incluye la entrega de una escultura en cristal de Murano del artista español Juan Ripollés, Corazón de Niña o Corazón de Niño  según la persona galardonada.

En 2013, en la Primera Entrega del Reconocimiento Corazón de Niño, éste fue para el Dr. Jesús Ancer Rodríguez, rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León por su indiscutible trayectoria en el ámbito académico y científico.

Entre los invitados al evento destacó la presencia del Senador por Chiapas Zoé Alejandro Robledo y de Juan Carlos Cal y Mayor, Director General del Consejo Estatal para las Culturas y las Artes de Chiapas.

Al recibir el galardón, el Maestro Zepeda pidió favorecer el hábito de la lectura desde la infancia pero sin el sentido de obligatoriedad pues el resultado puede ser contrario a lo que se busca.

Por su parte, el Maestro Israel Cavazos destacó la evolución de las bibliotecas en Nuevo León hasta llegar a organizaciones promotoras de valores culturales como La FIVS.

La ceremonia fue presidida por Jorge Vázquez González, presidente honorario de la fundación y Leonor Guzmán de Vázquez González, su Directora General.


  • -
Roberta

Presentan iniciativa por Día del Patrimonio de Nuevo León

MONTERREY, (10 de noviembre 2014).- Representantes de las instituciones que integran el Consejo Organizador del Día del Patrimonio de Nuevo León (DPNL) se presentaron este lunes 10 de noviembre en punto de las 3:30 p.m. en el Congreso del Estado a firmar y entregar la solicitud para la declaración Oficial de este día.

Instituciones solicitan al Congreso que decrete oficial este día

La Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos, A. C. (FIVS) Estuvo representada por la C. Roberta Vázquez Guzmán integrante del Consejo de la Asociación.

La diputada Imelda Alejandro De la Garza, quien es el enlace entre las asociaciones y el Congreso recibió a los representantes para la firma del documento.

Posteriormente, los firmantes presentaron ante la Oficialía de Partes la iniciativa que tiene como objetivo que se declare oficial el Día del Patrimonio para asegurar fuerza y continuidad, generando condiciones para contar con un mayor apoyo.

Ese día facilitará a los habitantes de Nuevo León que puedan disfrutar el patrimonio del Estado.

La iniciativa, que propone decretar el Día del Patrimonio de Nuevo León, busca que museos, bibliotecas, archivos, y edificios históricos entre otros, reciban a la ciudadanía de manera gratuita durante un día.

Esta iniciativa será turnada a la Comisión de Educación, Cultura y Deporte para ser aprobada en el Pleno del Congreso local.

Para esto se realizarán reuniones con los legisladores de las diversas bancadas para plantearles la iniciativa detallándoles los antecedentes, objetivos, resultados e impacto del primer Día del Patrimonio de Nuevo León, que se realizó el 9 de marzo de 2014.

En entrevista con la legisladora Imelda Alejandro De la Garza al concluir la actividad comentó “Ellos vienen para que ese día se institucionalice y todos los ciudadanos de Nuevo León puedan acudir de forma gratuita a disfrutar de lo que tenemos en el estado, tanto patrimonio tangible, como intangible”.

Es así como se concluye la actividad que tenían planeada el grupo de promotores culturales  que solo esperan el interés y apoyo de los diputados la Comisión de Educación, Cultura y Deporte.

Mtro. Reymundo Júarez

Roberta 01


  • -
Elena Poniatowska biblioteca 01

Continúa inspiración de Fernando Benítez

Categoría : Sin categoría

  • La trasformación de la vida cultural de México que inició Benítez continúa ahora para aquellos jóvenes escritores que alentó a finales de los 40s.
  • Elena Poniatowska es parte del grupo de colaboradores del fundador del nuevo periodismo mexicano que abrió espacios en periódicos y revistas durante más de 70 años.

A 14 años de su fallecimiento, Fernando Benítez sigue dando consejos a Elenita y nos muestra que su trayecto todavía no ha concluido, ese trayecto sigue. La transformación de la vida cultural de México que inició Benítez continúa ahora para aquellos jóvenes que inspiraba a finales de los 40s.

El sueño de Elena Poniatowska no ha sido fácil de realizar. Para lograrlo, tuvo que aprender de uno de los referentes del periodismo cultural, seguir sus consejos y recibir la motivación como todo mundo lo necesita cuando se piensa que lo que se está haciendo es difícil  y dan ganas de claudicar en el intento.

La escritora mexicana que recién recibió el pasado 23 de abril de manos del rey Juan Carlos de España, el premio Cervantes de Literatura 2013, el máximo galardón de las letras hispanas, inicio su carrera periodística de la mano de Fernando Benítez. Fue su colaboradora y discípula; le platicaba sus pensamientos y le pedía consejos a su gran maestro, según documentos y cartas que se encuentran en el archivo personal del maestro Benítez que salvaguarda la Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos, A. C. en Monterrey, Nuevo León.

Elena Poniatowska nació en Francia el 19 de mayo de 1932 y su nombre completo es Helène Elizabeth Louise Amélie Paula Dolores Poniatowska Amor.

Es familiar directo del último rey de Polonia y llegó a México a los 10 años de edad, acompañada de su familia que escapaba de la Europa en guerra.

Aunque heredó el título de princesa de Polonia, decidió dedicarse al periodismo, y ella misma reconoce no darle la menor importancia a dicho título. Su familia europea la llama “La Princesa Roja”.

Comenzó su labor periodística en 1953 con la publicación de crónicas sociales para el diario Excélsior y posteriormente para Novedades, entrevistando a importantes artistas nacionales. Más tarde, incluye en sus crónicas reflexiones sobre aspectos fundamentales de la vida, como la moral, la justicia, conflictos sociales y políticos, además de novelas, poemas, cuentos y otros géneros literarios.

Elena Poniatowska fue invitada y formó parte del equipo del periodista y antropólogo Fernando Benítez.

La historia inicia de la siguiente manera: en uno más y quizá el más trascendental proyecto de Fernando Benítez, el 6 de febrero de 1949 dio inicio al que sería uno de los más importantes suplementos culturales de la historia de Latinoamérica y sin duda el modelo a seguir del periodismo cultural en México: Así nació México en la cultura.

Para iniciar, pidió ayuda a Alfonso Reyes y poco a poco fue identificando el talento de artistas, escritores y críticos para invitarlos a formar parte de su material humano, el primer grupo de esta etapa se formó de la siguiente manera:

Mexicanos

  • Vicente Rojo
  • Carlos Monsiváis
  • Juan García Ponce
  • Juan Rulfo
  • José Emilio Pacheco
  • Juan José Arreola

Españoles

  • León Felipe
  • Luis Cernuda

Escritores latinoamericanos

  • Gabriel García Márquez
  • Nicolás Guillén

Con este equipo de trabajo abrió un camino para la crítica, la narrativa y la entrevista, sin embargo, doce años después de la fundación de este suplemento cultural, por una confrontación con el director de Novedades renunció e inició un nuevo proyecto.

Ante este nuevo reto él y su gente por encargo de José Pagés fundaron, La cultura en México, como suplemento de la revista Siempre!

Y es aquí donde Fernando Benítez agregó otros talentos como:

  • Carlos Fuentes
  • Cristina Pacheco
  • Elena Poniatowska
  • Rosario Castellanos
  • Augusto Monterroso
  • Álvaro Mutis
  • Gabriel Zaid
  • Octavio Paz

Es en este grupo es donde la galardonada trabaja, colabora e interactúa más con el maestro Fernando Benítez.

Durante este trayecto, al igual que los demás escritores mencionados, donde algunos apenas iniciaban a consolidarse, en el caso de Elena, había momentos complicados y de duda sobre la difícil profesión de periodista y escritor. Fernando fue el guía de muchos de estos personajes, Fernando los motivaba y apoyaba moralmente a continuar con esta ardua labor.

En una carta original que se encuentra en el archivo de Fernando Benítez Elena le cuenta a Fernando  el trabajo que le cuesta escribir y concentrarse. Un pasaje típico de cualquier intelectual cuando no está inspirado, sin embargo así como Elena Poniatowska le contaba su sentir así también lo hacían los otros intelectuales de su grupo de trabajo.

Carta Elena 01

 “Lunes 14 de Marzo de 1965”

Carta Elena 02

“Pero Fernando me ha pasado una cosa muy dolorosa, muy grave… Te acuerdas, yo antes era como una coneja literaria, sacaba una cuartilla de la máqui-“

Carta Elena 03

“na y metía otra; aunque escribiera porquerías, pero allí estaba yo teclee y teclee, y ahora me cuesta un trabajo como no te imaginas…

Como que ya no sé hacer nada, como que he olvidado el nombre de las cosas… La novela es un verdadero suplicio; hasta lloro; sé que hay algo que me molesta adentro y tiene que salir, pero nada sale, nada. Y me siento mal.”

Carta Elena 04

Firma, “Heléne”

Pero así es Elena, sencilla y sincera como recientemente dijo en una entrevista:

“Escribir a veces es una chinga (un aporreamiento), es pesado. Cuando veo lo que hay afuera digo: ¿por qué no estoy afuera haciendo la vida en vez de estar atornillada a una máquina de escribir?”

Por eso, cumplir el sueño de Elena Poniatowska no ha sido fácil. La reciente distinción y la creación de su Fundación y de su biblioteca, como la de su maestro Fernando Benítez, su esfuerzo y trabajo le han costado.

Reymundo Juárez Jiménez | Monterrey, Nuevo Léon. | Junio, 2014

 

 

 


  • -
Guadalupe Loaeza 01b

Guadalupe Loaeza visita la FIVS y la biblioteca de Fernando Benítez

Categoría : Sin categoría

La escritora mexicana Guadalupe Loaeza  visito la biblioteca de Fernando Benítez en Nuevo León este martes 28 de mayo.

Con una agenda saturada de actividades por tierras norteñas, Guadalupe Loaeza se dio tiempo para visitar la sedes de la Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos y la biblioteca del periodista, antropólogo y también escritor Fernando Benítez.

Durante el recorrido, el cual disfruto y según sus comentarios “quedó encantada con el recinto así como con la temática y calidad de los documentos”, prometió regresar a consultar los libros para una investigación que está realizando para su nueva novela histórica sobre la intervención francesa en México de 1862.

Por la tarde, presento su Libro “Leer o morir “ en la Pinacoteca de Nuevo León donde además presidieron la presentación Elvira Lozano, directora del espacio cultural, Jesús Ancer, Rector de la UANL, y Katzir Meza, presidente de Conarte.

Reymundo Juárez | 23 de mayo, 2014


  • -
Fernando Benitez 02

Fernando Benítez en el trayecto, Una invitación a conocer su obra

Categoría : Sin categoría

“La verdad existe, lo que se inventa es la mentira” Georges Braque

Fernando Benítez fue un hombre de trayecto.  Fue un hombre de trayecto pues a pesar de haber llegado una y otra vez a la meta, nunca detuvo su tranco siempre en busca del nuevo proyecto.

Algunos de estos proyectos llegaron casi por fatalidad, otros en cambio, fueron buscados con dedicación y denuedo. Todos, eso sí, de una rica textura de contenidos que vuelven casi inclasificables sus intereses, su obra y su personalidad.

Esto torna difícil una interpretación conjunta de su obra. Incluso, sus más allegados, al hablar de Benítez, apenas pasan de lo anecdótico.

Y así, van de lo descriptivo a la aportación de datos y una serie de rasgos que se repiten como lugar común: periodista, escritor, antropólogo, historiador… y un largo etcétera.

Pero, en general, no hay una propuesta de tesis para una aproximación a la obra de Fernando Benítez.

La mayoría, por ejemplo, sólo aborda de sesgo la fracasada dramaturgia y el efímero paso por la diplomacia. Encomienda, esta última, que cumplió a cabalidad cuando pasaba ya los 80 años.

Son proverbiales sus anécdotas de bohemia que recuerdan al “Estilos” aquel personaje de la película “Los Caifanes”. Quizá hasta hayan inspirado a Carlos Fuentes guionista de la película y amigo entrañable del Maestro Benítez.

De cualquier manera, son sólo pasajes que no trascienden lo anecdótico ni perfilan líneas interpretativas.

El contexto internacional en la literatura y la música aportan algunos elementos para esta aproximación a Benítez. Claro, era la época de Jack Kerouac, Bob Dylan, Alan Ginsberg y muchos más.

Pero a diferencia de la “Generación Beat”, cuya principal característica era “estar en el camino” por no encontrar su lugar en el mundo, Benítez siempre tuvo claro el suyo y no fue un andante por convicción sino por necesidad pues transitaba de manera constante entre la complejidad de sus intereses.

Para Benítez, quien es considerado el principal delineador del periodismo cultural en la segunda mitad del siglo XX en México, había un punto de partida y de llegada por todos conocidos, por eso es menester hablar del trayecto.

“Allí regresaba Fernando, después de sus excursiones a los sitios más apartados del país. A caballo, en burro, a pie, cruzaba desiertos y escalaba montañas para documentar al México olvidado”.                                     Carlos Fuentes

Desentrañó en su cotidiano trabajo periodístico, el perfil cultural de un México moderno pero con sus investigaciones históricas y su trabajo de campo en las comunidades indígenas, exploró el México Profundo del que habló Guillermo Bonfil.

Así, Fernando Benítez se convierte en figura señera de la cultura en México que bien vale la pena conocer y estudiar a profundidad bajo visiones más frescas.

UNA COMPLEJA APROXIMACIÓN

Es quizá desde una perspectiva más actual como pueda establecerse un marco teórico para comprender la compleja pluralidad de campos abarcada en la obra de Benítez.

El riesgo de escindir estos campos radica en la posibilidad de perder hilos conductores o comunes denominadores que sientan bases para entender la obra y acciones de nuestro autor en referencia.

Trabajos que de manera individual tendrían una relevancia relativa, vistos a la luz, por ejemplo, del pensamiento complejo de Edgar Morin y conceptos como multiversidad y transdisciplinariedad ofrecen a la obra de Benítez nuevas dimensiones.

Los sistemas complejos adaptativos de John Henry Holland o el modelo adaptativo del mexicano José Amozorrutia son visiones frescas y de un dinamismo que se convierten en fuente y manantial interpretativos.

El desafío ahí está. Las herramientas de aproximación, también. Esto es sólo un esbozo de propuesta que puede abrir paso a visiones integrativas

NUEVA PLATAFORMA Y NUEVO TRAYECTO

El Trayecto no acaba al concluir la vida. Ahora, Benítez,  eterno itinerante, encuentra en la visión y sentido de responsabilidad social de un empresario regiomontano, una nueva plataforma que impulsará una reinterpretación de su legado.
Jorge Vázquez González, presidente honorario de la Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos, logra colocar en Monterrey, en un ambiente casi mágico y técnicamente propicio, el acervo de Fernando Benítez.

Para efectos de estructura, se ha organizado en cuatro grandes áreas:

o    Biblioteca
o    Obras escritas
o    Colección de arte (dominada por más de 250 piezas prehispánicas)
o    Archivos fotográficos y de investigación

Este último cuenta con más de 250 libretas con los apuntes de sus investigaciones de campo que esperan ser interrogadas.

Muchas tesis académicas, artículos periodísticos, mesas de diálogo, ensayos y demás están en ciernes ante la figura, obra y trabajo investigativo de quien escribiera la serie de Los indios de México que consta de cinco tomos.
Esta es la invitación permanente para hacer una re interpretación del trabajo de Fernando Benítez pues el camino que recorrió marca agenda y quizá hasta un “modus essendi” ante las nuevas realidades de la complejidad.

Lo que queda claro es que Benítez, trascende a su propia muerte, pues aún ahora continúa en el trayecto.

Jorge Del Bosque
Monterrey, México (Mayo 2014)

 


  • -
Pasion bibliografica

Fernando Benítez y su pasión bibliográfica

Categoría : Sin categoría

Fernando Benítez compartió con sus lectores y amigos varios de sus itinerarios personales, profundos e interesantes, que lo mantuvieron siempre activo. Entre estos itinerarios podemos citar sus viajes a las comunidades indígenas de los mayas, huicholes, tarahumaras, tepehuanes y nahuas, otomíes, tzeltales y tzotziles, mixtecos y mazatecos.

También está su ruta diseñada a través de los sucesos y personajes históricos que investigó y que encontraron una forma digna de aproximación a los lectores y curiosos con la edición y publicación en más de setenta títulos.

Qué decir de su trayecto por más de treinta años de labor periodística que finalmente se reconoce como piedra angular del periodismo moderno mexicano. Otros más citarán su amplio recorrido de entrevistas y pláticas colmadas de humor e ironía, la mayor parte de esencia anecdótica.

Pero existe un itinerario que Benítez ideó y transitó desde muy joven. Por él prosiguió en compañía de su familia y amigos; se congratulaba y no perdía oportunidad de hacer alarde de ello. Se trata de su gran biblioteca personal que tuvo su resguardo, hasta 2011, en su casa de Coyoacán y hoy está depositada en la Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos, en Monterrey, Nuevo León.

Fernando Benítez formó su biblioteca con más de 9 mil 300 volúmenes. Se trata de un acervo especializado en temas de historia de México, historia universal, antropología, arqueología, códices facsimilares, sociología, filosofía, literatura hispanoamericana, literatura universal, religión, psicología y arte.

Benítez fue un lector infatigable cuya vitalidad provenía de su curiosidad, su capacidad de asombro y su gusto por el saber. Algunos lo recuerdan con una permanente actitud interrogante, de carácter afable nutrido de un temperamento inquebrantable gracias a sus convicciones.

Benítez poseía una personalidad lograda por el magnífico desarrollo de sus capacidades intelectuales y sus cualidades emocionales. Sin duda, Benítez fue un clásico caballero contemporáneo reconocido por sus coetáneos y por quienes trataron de seguir sus pasos. Es imposible imaginar el periodismo cultural de México sin evocar la tinta indeleble del maestro Benítez.

Su biblioteca demuestra ese espíritu aventurero, amante de los clásicos y atraído por los valores literarios modernos. Su erudición fue reconocida por escritores, periodistas, artistas plásticos, políticos, intelectuales de México y otros países. Los libros dedicados a él nos permiten comprobar este aprecio.

Su viaje a través de la lectura refleja la rica cartografía de letras que no se limitaba por latitudes, idiomas o marcos culturales. Su curiosidad casi no tuvo límites: sólo el tiempo que le impidió seguir alimentando su fascinación por el conocimiento y satisfacer su interés por todo lo que acontecía en su país y en otras partes del mundo.

La causa indígena es el fundamento toral de su obra escrita, y pervive en cada espacio de su biblioteca, de su archivo, de sus fotografías y de su colección de códices y piezas prehispánicas.

Si existiera algún indocto de la cultura mexicana, bastaría recomendar los libros de Benítez para imbuirlo de forma muy adecuada en las sendas de la cosmovisión indígena, la aventura colombina y la empresa de la Conquista, la odisea del virreinato y la pugna por la independencia, o el drama revolucionario, o la labor cardenista.

¡Cuántas historias en torno de un solo fenómeno cultural como México! ¡Cuántas anécdotas ofrece una biblioteca como la de Benítez! Hoy es reconocido un gran personaje de la historia cultural en México con la creación de la Biblioteca “Fernando Benítez”, gracias al apoyo e interés de la Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos que busca ser una referencia obligada en las próximas investigaciones sobre el legado de Fernando Benítez.

Ricardo Ibarra
Monterrey, México (Mayo 2014)