Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos, A. C.

Depositaria del acervo del periodista Fernando Benítez

  • +52 (81) 9627 0840 al 42

Monthly Archives: junio 2014

  • -
Elena Poniatowska biblioteca 01

Continúa inspiración de Fernando Benítez

Categoría : Sin categoría

  • La trasformación de la vida cultural de México que inició Benítez continúa ahora para aquellos jóvenes escritores que alentó a finales de los 40s.
  • Elena Poniatowska es parte del grupo de colaboradores del fundador del nuevo periodismo mexicano que abrió espacios en periódicos y revistas durante más de 70 años.

A 14 años de su fallecimiento, Fernando Benítez sigue dando consejos a Elenita y nos muestra que su trayecto todavía no ha concluido, ese trayecto sigue. La transformación de la vida cultural de México que inició Benítez continúa ahora para aquellos jóvenes que inspiraba a finales de los 40s.

El sueño de Elena Poniatowska no ha sido fácil de realizar. Para lograrlo, tuvo que aprender de uno de los referentes del periodismo cultural, seguir sus consejos y recibir la motivación como todo mundo lo necesita cuando se piensa que lo que se está haciendo es difícil  y dan ganas de claudicar en el intento.

La escritora mexicana que recién recibió el pasado 23 de abril de manos del rey Juan Carlos de España, el premio Cervantes de Literatura 2013, el máximo galardón de las letras hispanas, inicio su carrera periodística de la mano de Fernando Benítez. Fue su colaboradora y discípula; le platicaba sus pensamientos y le pedía consejos a su gran maestro, según documentos y cartas que se encuentran en el archivo personal del maestro Benítez que salvaguarda la Fundación Dr. Ildefonso Vázquez Santos, A. C. en Monterrey, Nuevo León.

Elena Poniatowska nació en Francia el 19 de mayo de 1932 y su nombre completo es Helène Elizabeth Louise Amélie Paula Dolores Poniatowska Amor.

Es familiar directo del último rey de Polonia y llegó a México a los 10 años de edad, acompañada de su familia que escapaba de la Europa en guerra.

Aunque heredó el título de princesa de Polonia, decidió dedicarse al periodismo, y ella misma reconoce no darle la menor importancia a dicho título. Su familia europea la llama “La Princesa Roja”.

Comenzó su labor periodística en 1953 con la publicación de crónicas sociales para el diario Excélsior y posteriormente para Novedades, entrevistando a importantes artistas nacionales. Más tarde, incluye en sus crónicas reflexiones sobre aspectos fundamentales de la vida, como la moral, la justicia, conflictos sociales y políticos, además de novelas, poemas, cuentos y otros géneros literarios.

Elena Poniatowska fue invitada y formó parte del equipo del periodista y antropólogo Fernando Benítez.

La historia inicia de la siguiente manera: en uno más y quizá el más trascendental proyecto de Fernando Benítez, el 6 de febrero de 1949 dio inicio al que sería uno de los más importantes suplementos culturales de la historia de Latinoamérica y sin duda el modelo a seguir del periodismo cultural en México: Así nació México en la cultura.

Para iniciar, pidió ayuda a Alfonso Reyes y poco a poco fue identificando el talento de artistas, escritores y críticos para invitarlos a formar parte de su material humano, el primer grupo de esta etapa se formó de la siguiente manera:

Mexicanos

  • Vicente Rojo
  • Carlos Monsiváis
  • Juan García Ponce
  • Juan Rulfo
  • José Emilio Pacheco
  • Juan José Arreola

Españoles

  • León Felipe
  • Luis Cernuda

Escritores latinoamericanos

  • Gabriel García Márquez
  • Nicolás Guillén

Con este equipo de trabajo abrió un camino para la crítica, la narrativa y la entrevista, sin embargo, doce años después de la fundación de este suplemento cultural, por una confrontación con el director de Novedades renunció e inició un nuevo proyecto.

Ante este nuevo reto él y su gente por encargo de José Pagés fundaron, La cultura en México, como suplemento de la revista Siempre!

Y es aquí donde Fernando Benítez agregó otros talentos como:

  • Carlos Fuentes
  • Cristina Pacheco
  • Elena Poniatowska
  • Rosario Castellanos
  • Augusto Monterroso
  • Álvaro Mutis
  • Gabriel Zaid
  • Octavio Paz

Es en este grupo es donde la galardonada trabaja, colabora e interactúa más con el maestro Fernando Benítez.

Durante este trayecto, al igual que los demás escritores mencionados, donde algunos apenas iniciaban a consolidarse, en el caso de Elena, había momentos complicados y de duda sobre la difícil profesión de periodista y escritor. Fernando fue el guía de muchos de estos personajes, Fernando los motivaba y apoyaba moralmente a continuar con esta ardua labor.

En una carta original que se encuentra en el archivo de Fernando Benítez Elena le cuenta a Fernando  el trabajo que le cuesta escribir y concentrarse. Un pasaje típico de cualquier intelectual cuando no está inspirado, sin embargo así como Elena Poniatowska le contaba su sentir así también lo hacían los otros intelectuales de su grupo de trabajo.

Carta Elena 01

 “Lunes 14 de Marzo de 1965”

Carta Elena 02

“Pero Fernando me ha pasado una cosa muy dolorosa, muy grave… Te acuerdas, yo antes era como una coneja literaria, sacaba una cuartilla de la máqui-“

Carta Elena 03

“na y metía otra; aunque escribiera porquerías, pero allí estaba yo teclee y teclee, y ahora me cuesta un trabajo como no te imaginas…

Como que ya no sé hacer nada, como que he olvidado el nombre de las cosas… La novela es un verdadero suplicio; hasta lloro; sé que hay algo que me molesta adentro y tiene que salir, pero nada sale, nada. Y me siento mal.”

Carta Elena 04

Firma, “Heléne”

Pero así es Elena, sencilla y sincera como recientemente dijo en una entrevista:

“Escribir a veces es una chinga (un aporreamiento), es pesado. Cuando veo lo que hay afuera digo: ¿por qué no estoy afuera haciendo la vida en vez de estar atornillada a una máquina de escribir?”

Por eso, cumplir el sueño de Elena Poniatowska no ha sido fácil. La reciente distinción y la creación de su Fundación y de su biblioteca, como la de su maestro Fernando Benítez, su esfuerzo y trabajo le han costado.

Reymundo Juárez Jiménez | Monterrey, Nuevo Léon. | Junio, 2014